martes, 13 de diciembre de 2016

THE WALKING DEAD 7X08: EL SHERIFF HA VUELTO

Parece que alcanzamos por fin la mitad de la séptima temporada de The Walking Dead que cerró ayer su octavo capítulo con una trama brutal. Puedo decir que este y el primer capítulo han sido los mejores hasta ahora de la temporada. Tensión, muertes, reencuentros, tristeza... ¡lo tiene todo! Es una lástima que hasta febrero no vuelva por hacer su cotidiano parón navideño, así que haremos un largo análisis de lo presenciado ayer.
¡Bienvenidos a mi blog!


El capítulo fue brillante. Estaba estructurado de tal forma que todos nuestros personajes principales salieran en la pantalla. Me encantó en todos sus aspectos y como ya sabéis empezaré a bombardear spoilers para poder explicar todo mejor. Por lo tanto, ¡dejad de leer y volved cuando lo hayáis visto!

Para comenzar, los primeros minutos fueron destinados a nuestra perdida Maggie. La pobre parece algo más animada y aún muy plana como para estar embarazada de... ¿cuánto lleva esta mujer realmente? Ni idea, pero se le ve genial por ahora. Está siendo cuidada por Sasha y Enid, el amor de Carl. Parece que el pueblo está muy agradecido con Maggie y Sasha por lo que hicieron en el anterior capítulo ayudando a acabar con los zombis y por ello le dan alimentos y demás. Me parece un punto de partida genial para lo que puede venir, o sea, Maggie como gobernadora del pueblo para dirigirlos. Ojalá.

También volvemos con Carol, un personaje que amaba y ahora mismo detesto. No entiendo su actitud, abandonarse lejos del mundo en una casa sin querer nada de nadie. Morgan le visita a escondida para dejarle comida pero le pilla y a esto se suma el soldado de "El reino" que fue golpeado por los Salvadores en capítulos anteriores. Éste quiere que Morgan y Carol les ayude para atacar a los Salvadores por si surge el momento donde su trato con el rey Ezequiel se vaya al traste. Por fin alguien que quiera pelear contra Negan pero, como Carol ha pasado a un estado mental más pacífico, se niega a participar en esto al igual que Morgan. Ambos se van y dejan a Carol. Espero que este personaje reaccione en la batalla final contra Negan y se deje de tonterías porque no me mola nada. Comentar brevemente la parte de Michonne, que llega al sitio de Negan pero al ver que son tantos decide darse la vuelta matando a la conductora. Muy buena ésta, que le dice donde hay un silenciador y todo para que la mate. Es una pequeña muestra de como sufren con Negan, sus sirvientes como esta chica, que decide que la mate directamente antes que volver con ese monstruo.


Luego tenemos a Rick y Aaron, ambos en una situación complicada: navegar por un lago lleno de muertos. Lo pasé muy mal en esta escena porque se agarraban los zombis y e cualquier momento parecía que la barca volcaba. Y para hacer todo más gracioso, a su vez la barca se hundía porque tenía agujeros. Todo wonderful. Pero aún tocaba lo peor: Aaron cae al agua. Es el momento donde ya estaba todo perdido y creía que esta sería la muerte de alguien "entrañable" del capítulo porque obviamente Negan no se cargaría a alguien de nuevo importante. Pero no sabemos como, el chaval sobrevivió y consiguieron llegar a la casa flotante en el agua. Cogieron armas y se fueron. Al abrir la caja de armas, hay una nota donde dice que no se saldrán con la suya, lógicamente es del propietario de ello. Tras esto hay una pequeña escena de un plano rasante donde se ven los zapatos de alguien, parece de hombre, llegando a la escena del lago. Suponemos que es el propietario de la casa. Rick y Aaron vuelven a Alexandria y antes de ir con Negan tienen que enseñar el material a sus hombres. Uno de ellos encuentra la dichosa nota que dejó el propietario de las armas y se la asigna a Aaron. Le meten una paliza de muerte. Si el pobre mío casi muerte en un lago de zombis, ahora lo dejan K.O. También es de mongolo dejar la maldita nota justo en las armas que van a ser entregadas a Negan. Muy tonto. Lo bueno es que no muere. Es un personaje que antes no importaba mucho pero ahora poco a poco va cogiendo su ritmo.


Volvemos a Alexandria con Negan afeitándose. Nuestro malote de la serie decide afeitarse y preparar unos espaguetis para todos, es decir, Carl, el bebé y él. Y se une a la comida Olivia con una carita de acojonada que no veas. Rosita sigue esperando el momento para disparar a Negan y se va a "confesar" con el padre Gabriel. Éste le dice que espere y no busque la venganza por ella sola sino que mejor todos juntos. También encontramos ahora el otro protagonista del capítulo, Spencer Monroe. Nuestro joven y guapo Spencer decide que es un momento estupendo para hablar con Negan y convencerlo de que le ponga al mando, relevando a Rick.¡ERROR! Negan le dice que no tiene agallas para quitarse de en medio solo a Rick y tiene que pedirle ayuda a él para que le de el poder. Ante este acto de cobardía, Negan decide abrirle totalmente las tripas dejándonos una vez más un detalle de la calidad de post-producción. Aquí está la muerte tan comentada por las redes a lo largo de la pasada semana al ver la imagen de Negan manchado de sangre en este capítulo. Sinceramente prevenía la muerte de este personaje ya que estaba teniendo demasiado protagonismo en el capítulo y encima traicionando a los nuestros. Pero el remate fue cuando pide cenar a Rosita, estaba clarísimo que no llegaría a esa cena. Por lo tanto, bien hecho por los guionistas y se ha resuelto el misterio.

El otro protagonista y quien tenía más ganas de ver es a Daryl. Daryl en el anterior capítulo recibió una nota con la llave de su celda para escapar. La nota ponía "sal ahora". Nuestro personaje no duda y sale de allí. Consigue entrar en un cuarto donde se come un tarrón de crema de cacahuete (o eso parecía) y se cambia la ropa. Luego vuelve a llegar a la zona de las motos donde se encuentra con el pobre Salvador gordito que servía a Negan en el anterior capítulo. Este pobre chaval que no debía ni de estar ahí se lleva la paliza brutal de Daryl que con una especie de tubo de metal le revienta la cabeza. Esta escena es presenciada por Jesús, junto al que logra escapar en moto. ¡Por fin vamos a recuperar a nuestro Robin Hood!

Lo siguiente a comentar fue lo más decepcionante. Ante la muerte de Spencer, Rosita decide que es el momento de disparar a Negan y lo hace, pero no en él, sino en Lucille. Que sí, que le da al maldito bate. Mira que es grande su cuerpo y cabeza, y siendo una profesional "militar" como Rosita, es increíble que le de al bate. Nunca sabremos si fue más error de Rosita o la habilidad de padawan de Negan. Ahí lo dejo. Lo que si es verdad que Negan entra en cabreo ya que han agujereado a su pobre Lucille. Descubre que la bala es casera y pide responsable. Ante el silencio, la segunda víctima de la mano de una de las mujeres salvadoras: Olivia. La pobre Olivia se lleva un disparo en el ojo o moflete derecho, no estoy muy seguro. La verdad que también prevenía este momento ya que era un personaje que andaba acojonada desde el minuto uno que Negan pone los pies en Alexandria. Y estaba seguro de que moriría, pero no puedo explicarlo, era corazonada. Lo único que me calmada para no ver su muerte es que Negan no mata a mujeres. No previne su muerte de este modo. Pero bueno, me alegro que haya sido ella y no Carl que estaba al lado. Al final llega Rick y pone orden pero Negan quiere saber el culpable. Tara da paso adelante y dice que fue ella pero al final confiesa el auténtico autor, Eugine. Negan se va pero se lleva a Eugine y deja bien claro que están en un gran problema.

Poco después vuelve Michonne y habla con Rick. Nos aparece una Michonne por fin decidida a actuar en grupo y no por su cuenta. Le confiesa a Rick donde ha estado y que les superan en número, pero que hay que luchar. Es un momento muy emotivo y por fin, nuestro héroe, el jefe, el sheriff Rick Grimes vuelve a su estado original y decide que es el momento de luchar. Y que mejor para dar ese paso que volver a buscar a nuestra querida Maggie. Por fin todos juntos de nuevo. Pero aquí no acaba, pues también esta con ella Jesús y Daryl. Es la escena más emotiva del capítulo justo cuando Rick va a abrazar a Daryl. Daryl pone cara seria y luego se derrumba ante su gran amigo. Es un momento que me rompió el corazón. Muestra en dos expresiones de la cara todo lo que ha sufrido este pobre hombre. Ahora sí es el momento de actuar y unir a los pueblos contra Negan. Estoy deseoso que se unan ya con "El reino" de Ezequiel y planeen la gran batalla. Eso sí, el capítulo cierra con de nuevo los pies del hombre misterioso del lago frente a las puertas de Alexandria. Ya nos tocará descubrir quién es y qué quiere.


Hasta aquí el análisis de uno de los capítulos más importante de la serie donde por fin nuestro grupo vuelve a unirse y quieren luchar contra Negan. Se nos viene una segunda mitad de temporada de lo más espectacular. Ha sido un capítulo brillante con todo tipo de momentos, desde tensión y horror hasta tristeza y cariño. Lo más importante es que vuelve Daryl y Rick reacciona. Gran momento con ese plano dándole Daryl a Rick su pistola. ¡Dios que ganas de Febrero! Espero que hayáis disfrutado del análisis recordando un capítulo esencial de The Walking Dead y volveremos en 2017 con más. Y ante todo como ya sabéis... ¡Siempre sois bienvenidos a comentar!

Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada